25 marzo, 2020

¿Comprar un servicio para la empresa?¡A la comparativa!

Cada vez son más los sitios web que podemos encontrarnos en Internet, con múltiple información y gran cantidad de productos de venta. En tan solo unos segundos, podemos encontrar de todo.

Es por eso que es importante dedicarle un tiempo a comparar, sobre todo si eres una empresa y estás buscando realizar algún cambio en la misma, como puede ser en la telefonía.

 

¿Por qué comparar antes de comprar?

Son muchas las ventajas que ofrece comparar antes de comprar. Pero, ¿cómo hacerlo?. Muy fácil: Internet. En este medio podremos encontrar cualquier cosa.

Debemos tener en cuenta que el mercado no es uniforme, es decir el mismo producto o servicio puedes encontrarlo con características diferentes, precios diferentes y ofrecido por muchos proveedores.

Podemos decir que el principal factor por el que comprar es encontrar el mejor servicio, con la mayor calidad, a un precio más bajo. Pero siempre habrá otros factores que afecten en la decisión.

 

¿En qué fijarnos en una comparativa?

Como hemos visto, acceder a la comparativa es muy fácil, siempre y cuando variemos un poco la palabra clave de búsqueda y la realicemos a través de diferentes sitios web.

  • Valoraciones: son las típicas estrellas que puede dejar una persona que ya ha comprado el producto/servicio,
  • Opiniones: parecido a las valoraciones, pero no igual. Las opiniones son textos que deja el cliente sobre el producto, donde da su opinión o punto de vista. Es muy recomendable fijarse en ellas ya que pueden ofrecer información de mucha utilidad.
  • Casos de éxito: suele ser aquella información que la empresa aporta sobre un cliente al que el servicio/producto le ha funcionado muy bien. Suele darse en empresas B2B.
  • Precios: el precio suele ser una de las características más vistas y es tan fácil como comparar las diferentes cantidades.
  • Especificaciones del producto: cabe destacar que es importante fijarse en ellas, ya que en muchas ocasiones encontraremos el producto más barato, pero nos daremos cuenta de que sus características son más escasas.
  • La empresa: la imagen de la empresa y lo que se conoce de ella también afecta mucho en la elección. Si nos encontramos con una empresa que nos es familiar, seremos más propensos a confiar en ella, mientras que no pasaría lo mismo si fuera al contrario.
  • Servicio técnico y de atención al cliente: ¿cómo tratan al cliente?¿tienen una atención eficaz y personalizada?¿sabrán resolver mis incidencias?. Son algunas de las preguntas fundamentales para fijarse en estos aspectos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *