15 julio, 2020

El cloud computing es tendencia en las soluciones de software

La expansión del Cloud Computing es imparable. Si hace dos décadas solo las grandes empresas multinacionales se planteaban un negocio a gran escala con la nube (ahí teníamos ya a Salesforce y Amazon Web Services, junto con Google), la última década ha sido la de la expansión de la nube a otras empresas de informática, independientemente de su tamaño, y los últimos 5 años es rara la empresa de desarrollo, por pequeña que sea, a la que no haya llegado la nube. ¿Por qué el cloud computing es tendencia?

El cloud computing reúne todos aquellos recursos informáticos (desde aplicaciones hasta centros de datos) a gran escala, que se proveen mediante Internet y con un modelo de pago por uso. Vamos a definir algunas de las características del modelo, por las que cloud computing es tendencia.

Flexibilidad

Los grandes ordenadores basados en hardware tienen su origen en la guerra fría. Eran necesarios para proveer de gran potencia de cálculo a grandes organizaciones –militares, gubernamentales- con finalidades claras (inteligencia militar, vigilancia del entorno, conquista espacial, …) la computación estaba en pocas manos muy poderosas. La sociedad resultante a la caída del muro, con el capitalismo y la sociedad de consumo como única organización dominante, y las soluciones tecnológicas en manos del ciudadano medio, nos trajo una renovación continua tanto de la demanda como de la oferta. Una sociedad cambiante exige una mayor flexibilidad para adaptarse a la demanda. Los costosos ordenadores, con programas y licencias adquiridos de por vida, pasaron a la historia. El cloud permite recursos flexibles, disponibles al momento, y escalables a demanda, de manera que el software que se va a utilizando se va a adaptando a las necesidades de la empresa.

Ubicuidad 

Las trayectorias profesionales el siglo pasado eran más largas, y la probabilidad de no cambiar el lugar donde vives, grande para grandes masas de población.  No era tan necesario moverse, ni de puesto de trabajo ni de ciudad. Este siglo trajo trayectorias profesionales con varios cambios a lo largo de la vida laboral, incluso también geográficamente. La modernización de los medios de transporte y el auge de los dispositivos móviles (smartphones, tablets y portátiles), hicieron el resto. Las empresas ya no pueden permitirse el lujo de depender de una localización física para conectarse a sus recursos. Ubicuidad quiere decir conectarse desde cualquier lugar, desde cualquier dispositivo. Una capa de red posibilita conectarse a los recursos centralizados en un datacenter en la nube. 

Seguridad 

Difícil de creer para los legos, pero las necesidades de seguridad son más fáciles de cubrir, sobre todo para una PYME, en la nube. Los sofisticados sistemas de seguridad son asumidos por los proveedores de servicios en la nube distribuyendo los costes entre los clientes, de un modo que una única PYME no puede afrontar. Un buen proveedor de servicios en la nube proporcionará sistemas de cifrado de la información que se intercambia, protección contra malware e identificación y prevención contra ransomware, así como copias de seguridad periódicas y frecuentes.

Abaratamiento de costes

La mayoría de las empresas no podían permitirse ya costosos equipos dependientes de mantenimiento humano y actualizaciones. El cloud computing implicó el adiós a los gastos de hardware, y también al personal de mantenimiento informático y las costosas actualizaciones. Los emprendedores de los últimos diez años, e incluso la forma de vida de los millennials, necesitaban de herramientas que no requirieran costosas inversiones, y liberaran al empleado por fin de la silla del despacho.

Ejemplos de Cloud Computing como tendencia

Por último, veamos algunos ejemplos de servicios en la nube que están arrasando:

Aplicaciones Web (SaaS)


Quizá lo más utilizado dentro de los servicios en la nube, SaaS (Software como Servicio), son todas las aplicaciones que podemos ejecutar a través de internet desde cualquier equipo. Mencionar solo una sería poco, porque las aplicaciones web ya están en nuestras vidas de manera cotidiana.  Incluyen herramientas de almacenamiento (Dropbox), software de ofimática  (Google Docs), Servicios de seguridad (Watchguard Cloud) o programas de facturación (Gextor Next). La variedad es grande y la comodidad, también.

Microsoft Azure (PaaS)

Fue creada en 2008 y rebautizada con su nombre actual, Microsoft Azure, en 2014. Ofrece diversos servicios en la nube, pero hacemos hincapié en PaaS (Plataforma como Servicio), es decir, un entorno en para desarrolladores, sin costes de hardware, licencias de software ni aprovisionamiento en la nube. Las aplicaciones pueden desarrollarse en .NET, PHP, C++, Ruby, Java, y diferentes mecanismos de almacenamiento de datos, como tablas NoSQL, blobs, colas de mensajes o controladores NTFS, con un lenguaje de consulta sencilla. Diferentes desarrolladores han optado por esta solución por su versatilidad de lenguajes, ahorro de costes (solo se paga por lo que se utiliza), sistemas de seguridad, y la gran cantidad de servicios que proporciona.

Amazon Web Services (IaaS)

Ejemplo típico de IaaS (Infraestructura como Servicio). ES un grado más de abstracción, porque son los propios servidores, red o el almacenamiento el que está en la nube. AWS, del gran gigante Amazon, cuenta con servicios como EC2 (nos permite utilizar máquinas virtuales en la nube) o S3 (almacenamiento). Como buen servicio en la nube, es flexible, y permite elegir tanto sistema operativo (Windows o Linux) como la memoria o procesador de las máquinas virtuales. AWS permite a la empresa escalar los recursos según sus necesidades.

Como hemos visto, el cloud computing es tendencia en las soluciones de software desde hace diez años (SaaS); y lo será mucho más bajo otras formas (PaaS e IaaS) los años venideros, a medida que no solo las grandes empresas vaya ofreciendo este tipo de servicios. La nube es la última evolución de la informática y ha venido para quedarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *