10 abril, 2019

Cómo es la prospección de clientes haciendo Social Selling

Las llamadas en frío han estado quedándose en el pasado con el paso del tiempo y el avance de las nuevas formas de comunicación. En cualquier lugar en el que te puedas encontrar, podrás observar por lo menos una persona revisando su teléfono móvil, y posiblemente esté chequeando alguna de sus redes sociales.

Las redes sociales han llegado para quedarse y las agencias de Marketing Digital lo saben; solo basta ver algunas estadísticas que muestran que Millennials y la Generación Z están por unas cuatro horas al día únicamente ojeando sus perfiles, subiendo stories en Instagram y comunicándose con sus amigos.

Lo cierto es que aunque cuentes con una base de datos gigantesca, si ninguno de estos contactos te presenta con prospectos ideales, estás perdiendo tiempo y posiblemente dinero.

Es por ello que el Social Selling se posiciona como la manera caliente de hacer un nuevo contacto y establecer relaciones, y es que las redes sociales no tienen ese nombre por solo una casualidad.

Ser social es lo más importante de las plataformas de Social Media: compartir, opinar, comentar, etc., es lo que van formando las relaciones poco a poco, incluso en este entorno online.

Con esto, tendrás la posibilidad de conseguir que alguien te presente, de forma amistosa y poco fría, a algún prospecto que forme parte de la audiencia que has estado persiguiendo para tu marca.

La mejor manera de alimentar prospectos es a través de la relación que puedas establecer con ellos en las redes sociales, pues el crecimiento de las mismas es constante y hay estudios que demuestran que esto continuará de esta manera por mucho tiempo.

Pero, ¿cómo es la prospección de clientes haciendo Social Selling? ¿Solo basta con presentarse y esperar que lo mejor pase?

Para una mejor prospección de ventas la verdad es que el Social Selling es bastante importante, pero muchas empresas aún no han captado esta relevancia, y en las próximas líneas se explicará cómo lograrlo y cuáles son los resultados.

 

Antes que nada, ¿tienes tus redes sociales al día?

 

De nada te servirá presentarte con alguien si ni siquiera tienes una carta de presentación. Toma en cuenta este checklist y pon al día tus perfiles de ser necesario.

  • ¿Estás en el lugar que realmente usa tu audiencia? Abre perfiles de tu marca en donde se encuentra tu target, si no, estarás perdiendo el tiempo.
  • ¿Tienes completo el perfil de tus cuentas? Asegúrate de que tengas una buena imagen de perfil y que cada campo lo hayas completado con argumentos convincentes. Igualmente, coloca un link a tu sitio web o blog.
  • ¿Publicas nuevos contenidos de manera constante? Esto es fundamental si deseas mantener a las personas interesadas y conseguir que más personas sigan a tu marca en redes sociales (prospectos)
  • ¿Te involucras? ¿Respondes comentarios? ¿Buscas conversación? Las redes sociales nacieron para ser sociales, no quedarse en monólogos o en solo publicar imágenes y videos para que los demás aplaudan. ¡Sé activo!

 

Crea contenido estratégico para la prospección

 

Es el contenido lo que atraerá a tus prospectos a tus redes sociales; pero no basta con que los llenes de información, de eso tampoco se trata el Content Marketing.

Es necesario que conozcas bien a tus audiencias y sepas qué contenido de calidad es el que requieren, qué dudas o inconvenientes tienen para que con tu marca puedas ofrecer una solución.

Una vez que tengas una audiencia cautiva, sedienta de la información que le das, no te debe extrañar que te hagan preguntas y allí podrás aprovechar para establecer una relación, y allí comienza el Social Selling.

Por esto es esencial que la publicación de tu contenido sea estratégica:

 

  • Publica en horas en que tu audiencia esté activa en redes sociales.
  • Si tienes un blog o web, aprovecha las redes sociales para hacerle promoción a tu contenido.
  • Programa tus contenidos en redes sociales para ahorrar tiempo.
  • Realiza contenidos en diferentes formatos: infografías, gifs, videos, etc.
  • Comparte contenidos de otros sitios que puedan ser de utilidad a tu audiencia; quizá estos sitios compartan contenidos tuyos en un futuro.

 

Monitoriza y busca oportunidades de negocio

 

Ser proactivo siempre traerá resultados positivos, y aún más en las redes sociales. Aunque muchos posibles clientes lleguen a tus plataformas con cuenta propia, es recomendable que uses las funciones de monitorización y búsqueda.

La gran mayoría de las redes sociales tienen en su administración funciones de monitorización que te permitirán buscar a tu target por medio de las palabras clave que podrían estar utilizando. Luego, a medida que encuentres personas relevantes, síguelas y empieza a participar y a abrirte camino. Igualmente, cuando encuentres que se está llevando a cabo una conversación que atañe a tu marca, añade información de valor.

LinkedIn es una red social valiosísima en este sentido, pues ofrece algunas opciones de búsqueda avanzada muy útiles. Es una plataforma asombrosa para los vendedores, y una que puede ayudarte a generar algunos resultados positivos, y es que podrás encontrar exactamente a las personas adecuadas.

Después de que descubras posibles clientes, debes hacer una monitorización consecutiva de su actividad en las redes sociales para poder nutrirlos con contenido. Podrían requerir del producto o servicio que ofreces, buscando contenido de calidad o quedándose con tu competencia, ¡adelántate!

 

Únete a grupos y crea algunos de tu marca

 

Los grupos de redes sociales y las comunidades pueden ser una gran fuente de oportunidades y prospectos para tu marca. Sin embargo, existen dos partes esenciales para esto: puedes descubrir en qué grupos está activo tu público objetivo, unirte a ellos y comenzar a publicar y participar.

Los grupos de LinkedIn y Facebook, en particular, son excelentes para esto. Muchas personas están utilizando estos grupos específicamente para encontrar respuestas a sus preguntas, para descubrir contenido de calidad que les ayude a resolver sus problemas y para buscar activamente los productos y servicios que necesitan.

De hecho esta es una razón importante por la cual el Social Selling es tan importante: la gente ahora usa las redes sociales para encontrar productos y servicios, pero también para investigar antes de comprar.

En conclusión, la prospección de clientes haciendo Social Selling se basa en el contenido de calidad, pero también en la interacción que puedas tener con tus audiencias; como dicen muchos marketers: sé activo y atractivo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *